Aceros inoxidables

Los aceros inoxidables son aleaciones de hierro-carbono con presencia de cromo en porcentajes superiores al 11%. Dicho elemento facilita la formación de una capa superficial de oxido de Cromo , que protege al resto del material de la oxidación. Igualmente se incrementa la posibilidad de resistir a temperaturas elevadas sin formación de óxidos.

Los elevados porcentajes de elementos aleados modifican sustancialmente la estructura del material y la posibilidad de tratamiento térmico. Se pasa así de los tipos martensíticos, en los cuales la presencia dominante es la de Cr en porcentajes entre el 11 y el 18% (a mayores porcentajes de Cr corresponden mayores porcentajes de C), a los tipos férricos con porcentajes de Cr superiores al 14% hasta el 25% y bajos porcentajes de C y a los aceros austeníticos con la característica presencia de Cr (16-25%) y Ni (8-22%).

La normativa americana AISI indica en la serie 400 los tipos martensíticos y ferríticos y en la serie 300 los tipos austeníticos